Tapándose el rostro y custodiados por la Guardia Civil. Así han llegado los dos detenidos por intento de rapto en Pontecesures en los juzgados de Caldas de Reis. Fueron detenidos el pasado domingo, después de que una menor de 10 años denunciara que había sido víctima de un ataque. Los hechos ocurrieron en una céntrica calle de esta localidad pontevedresa. La niña, según relató a los agentes, se encontraba paseando cuando fue abordada por dos individuos que empezaron a abusar de ella. Los gritos de la menor llamaron la atención de los vecinos que comenzaron a salir a la calle provocando la huída de los supuestos agresores. Padres y vecinos comenzaron la búsqueda de los presuntos secuestradores hasta que dieron con uno de ellos. Al segundo lo encontró poco después la Guardia Civil también en esta localidad.