Un hombre de 48 años ha muerto esta madrugada calcinado en la caravana donde vivía tras registrarse un incendio en una nave de almacenamiento de vehículos ubicada en el municipio asturiano de Castrillón. Los vecinos aseguran que escucharon ruido y notaron que la nave comenzaba a arder. Aseguran también que el fallecido era quien se encargaba de guardar los coches. Los bomberos encontraron su cuerpo calcinado en el interior de una caravana.