Un mensaje, un whatsapp, un chat, un mail ... Los adolescentes hablan así: el 95% usa internet a diario para comunicarse, pero las nuevas tecnologías también se han convertido en un medio de control. Según la catedrática de psicología de la Universidad Complutense María José Diéz-Aguado “el 28,8% de las chicas adolescentes se ha sentido controlada en exceso por sus parejas o exparejas”.