El cáncer colonrrectal es el tumor maligno más frecuente en España y su prevalencia aumenta hasta tal punto que en 2015 se espera que se detecten 30.230 casos nuevos- unos 600 diagnósticos por semana- a pesar de lo cual sólo el 17 por ciento de la población española tiene en la actualidad acceso a programas de cribado.