El crucero Costa Allegra, que quedó a la deriva el lunes tras sufrir un incendio, llegará a tierra mañana. El buque está siendo remolcado por un pesquero francés, que le dirige a la isla de Mahé, la mayor del archipiélago de las Seychelles. Hasta su llegada, la naviera está cubriendo sus necesidades a través de helicópteros. Las más de mil personas, entre ellas quince españoles, que viajan en la nave se encuentran en perfecto estado.