El virus se transmite por el aire. Lo acaba de reconocer la OMS en un documento que actualiza las formas de contagio. Además del contacto físico o superficies, el coronavirus se propagaría a través pequeñas partículas suspendidas en el aire que infectarían al que las inhale.