El Rey Felipe VI ha hecho este lunes un llamamiento a "seguir apreciando y valorando" el Tribunal Constitucional, "como bien se merece, con toda consideración y respeto", por considerar que se ha convertido en "un defensor eficaz de las garantías democráticas" y, por tanto, en el "garante por antonomasia" de la democracia española.

En su discurso en el acto que se ha celebrado con motivo del 40 aniversario del alto tribunal, el jefe del Estado ha destacado la "enorme y valiosa aportación" del alto tribunal al "desarrollo y consolidación" de la democracia española, "al velar por la supremacía constitucional" que es la base de la democracia.