El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha informado durante su discurso de investidura que el Gobierno de coalición progresista propondrá "la derogación de la reforma laboral de 2012". Además ha incidido en la "lucha sin cuartel" que su gobierno llevará a cabo contra "el fraude laboral", además de poner en marcha un nuevo Estatuto de los Trabajadores que se adecúe a los nuevos empleos y a la nueva realidad laboral del siglo XXI.