Esperanza Aguirre, expresidenta regional y expresidenta del PP en la Comunidad de Madrid, se desmarca de la financiación ilegal de su partido en su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, por su implicación en el caso 'Púnica'. En el interrogatorio del 18 de octubre, Aguirre derivó toda la responsabilidad en materia económica sobre el gerente regional, Beltrán Gutiérrez, que dependía de la dirección nacional del partido.