La capilla ardiente de Alfredo Pérez Rubalcaba, exvicepresidente del Gobierno y ex secretario general del PSOE, ha sido instalada en el Salón de los Pasos Perdidos, el lugar simbólicamente más importante del Congreso de los Diputados. Los Reyes, don Felipe y Doña Letizia, han sido los primeros en acudir a rendirle homenaje, al que se han unido las principales fuerzas políticas para expresar su respeto por el compañero y el adversario político. La noticia de su fallecimiento la hacía pública quien ha ejercido de portavoz de la familia, su ex jefe de gabinete, Gregorio Martínez.