Los procesados se enfrentan a delitos de malversación, prevaricación, desobediencia, falsedad documental y revelación de secretos.