La portavoz del Gobierno, Isabel Celàa, ha asegurado hoy que las conversaciones entre la vicepresidenta Carmen Calvo y el vicepresidente catalán, Pere Aragonés, están "en un punto ciego". "Cuando una conversación llega a un punto ciego, lo mejor es dejarla unos días. No se han roto, no se han encallado pero se ha dejado por unos días para repensar mejor", ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.