Tras saltarse el cordón policial en la Ciudadella, cientos de independentistas han ido directos a la entrada del Parlamento catalán al grito de "ocupemos el Parlament". Al verse superados, los Mossos han tenido que encerrarse en el interior del edificio. Mientras los exaltados quemando banderas españolas, se agolpaban a la entrada de la Cámara.