Con antorchas y las urnas del referéndum ilegal, un centenar de independentistas han asediado la comisaría de la Policía Nacional, en Reus, Tarragona, para conmemorar el primer aniversario del uno de octubre. Cánticos en contra de los agentes frente a este otro grupo que en Barcelona ha pegado carteles en una sede de las juventudes de la CUP.