El hombre se había puesto una sábana encima y empuñaba un cuchillo