Este viernes arranca el Congreso decisivo y Sáenz de Santamaría insiste. La candidata tenderá la mano a su adversario hasta el último segundo, pero Casado se resiste.