El Consejo de Ministros ha suspendido el control a las cuentas de la Generalitat permitiendo a los bancos que realicen los pagos sin pasar por el control del Gobierno central tras conocer el levantamiento del artículo 155. "Como gesto de normalización basado en la confianza de que funcionará bien", ha dicha la ministra de Educación y portavoz del Ejecutivo. Celaá ha advertido que esto no significa que el Gobierno "no vaya a estar informado de partidas que puedan orientarse a cuestiones catalanas".