La universidad no confirma ni desmiente que los profesores estén siendo hoy interrogados