Las víctimas del supuesto naufragio de una patera se dirigían a Melilla