El Ministerio exigirá a la concesionaria lo que costó el rescate de los conductores atrapados y mejoras en la autopista para que no vuelva a convertirse en una ratonera.