La Generalitat no aclara cómo ha llevado a cabo las notificaciones