La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha descartado que el próximo 1 de Octubre se repita la imagen de la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014, cuando votaron 2,3 millones de catalanes, asegurando que hay muchas medidas que se pueden aplicar, si bien ha afirmado que no le va a explicar al presidente catalán, Carles Puigdemont, cómo va a impedir la votación.