¿Se hubieran podido evitar estas últimas víctimas del violador del ascensor? Cuando Pedro Luis Gallego fue puesto en libertad, el miedo se apoderó de las mujeres de su pueblo. Estrasburgo obligó a España a dejarlo en libertad por la abolición de la 'doctrina Parot'.