El ex jugador del Real Madrid no habría declarado sus ingresos reales como intermediario futbolístico.