Había pedido traslado a la sala de apelación de la Audiencia y se lo han dado. Su relevo se mirará con lupa por lo delicado de los asuntos que deja abiertos, más en estos tiempos de tensión en la Justicia, reprobación incluida de dos ficales y del propio ministro.