La presidenta madrileña señala en su discurso del 2 de Mayo que "vivimos días convulsos que nos averguenzan, que todos condenamos y que debemos hacer frente"