Asegura que sus adversarios están fuera del partido "fundamentalmente en la derecha y en quienes en algún momento quieren sustituir al Partido Socialista".