Son once los acusados, exmiembros del PSC y de la antigua Convergència.