Este domingo, el expresidente de la Generalitat ha asegurado que está "sereno", "tranquilo" y "súper convencido" de que el 9N no supuso un delito.