Mantiene su 'no' a la consulta y asegura que hasta quienes lo plantean, entienden que el Gobierno no pueda saltarse la ley