Tras la denuncia de junio, la Generalitat valenciana ha presentado una ampliación de denuncia y nuevas facturas en la fiscalía anticorrupción por facturación irregular en el Hospital provincial de Castellón. Unas superan los límites marcados en los expedientes de contratación, en otros casos, no hay tal expediente. Muchas de ellas son facturas vagas, sin precisar ni trabajos hechos, ni zonas donde se hicieron, ni materiales que se suministraron. Además, la empresa que más facturó, Piaf, está acusada en la Gürtel por financiación irregular al pp valenciano. Su presidente lo reconoció.