Al menos dos concejales de Barcelona y una diputada del Parlament prenden fuego a la imagen de Felipe VI