Los agentes rodean este centro comercial a las afueras de Pamplona. En su interior hay cinco terroristas que acaban de cometer un atentado. Uno de ellos, armado con una pistola, intenta salir y rápidamente es abatido. Aunque parezca real se trata de un simulacro. Los efectivos deciden entrar. Palmo a palmo recorren todo el centro a la caza de los terroristas. A su paso se van encontrando heridos. Los trasladan fuera, donde hay desplegado un hospital de campaña. La operación termina con dos terroristas detenidos, dos abatidos y uno que se ha inmolado. En el operativo han participado hasta 250 efectivos, y para que sea lo más real también había figurantes.