El presidente del Gobierno habla ante los suyos y fija su próximo objetivo: sacar adelante los presupuestos. Una vez más, las miradas se giran hacia el PSOE. Los socialistas, a los que unas nuevas elecciones cogerían con el paso cambiado, insisten en que no los apoyarán. Desde el PP les piden que se sienten a negociar. Podemos recuerda que este paso del Gobierno era previsible. Los que ya han nombrado equipo negociador han sido los de Albert Rivera. Y aseguran que ya ha habido contactos informales con el Gobierno y aproximaciones con el Partido Socialista.