La Audiencia le considera culpable de cinco delitos de homicidio por imprudencia grave