El Rey de España ha apuntado que "nuestra responsabilidad es acoger a los refugiados para que puedan llevar a cabo una vida digna".