Ada Colau dirige sus críticas a la Generalitat por ejecutar el deshaucio de una madre y sus tres hijos menores de edad.