El expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, ha negado las acusaciones vertidas ayer por el exgerente de Imelsa, Marcos Benavent, sobre el cobro de comisiones y mordidas del 3% en los contratos de la Diputación. "La credibilidad de Marcos Benavent es la de un hombre que cuando se supo que iban a por él, se fugó. Yo nunca en la vida he tocado un duro". También ha negado que fuera él quien cuenta dinero con él 'exyonki' del dinero en un coche.