Fueron rescatados por un pesquero vietnamita tras estar diez días a la deriva sin comida ni agua