La decisión se toma a raíz de la denuncia de una plataforma de afiliados y exafiliados críticos con la formación de Rivera.