Pablo Iglesias, en su rueda de prensa tras la reunión con Pedro Sánchez, ha anunciado que existe "una voluntad mutua para continuar el diálogo" y ha reconocido que está dispuesto a no entrar en un hipotético gobierno del cambio. "Si para que haya un Gobierno a la valenciana en España, mi presencia en este Gobierno es una dificultad para el PSOE, yo estoy dispuesto a ceder y no estar en el Gobierno".