El dos de mayo es la fecha tope que tienen los partidos, para llegar a un acuerdo que evite nuevas elecciones.