Pedro Sánchez se juega parte de su crédito para convertirse en presidente del Gobierno. Y lo hace, curiosamente, ante las bases de su partido. 195.000 militantes han sido convocados a una consulta para refrendar el acuerdo suscrito por los negociadores del PSOE y Ciudadanos. El lunes de reune el consejo federal de los socialistas ya con este resultado sobre la mesa. La idea, someter a Pedro Sánchez al proceso de investidura con el mayor apoyo posible.