Decenas de personas han muerto en un motín en la cárcel de Topo Chico de la ciudad Monterrey, en el estado de Nuevo León.