El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha ignorado hoy las preguntas de los periodistas en los pasillos del Senado respecto a Rita Barberá. Rajoy se ha limitado a dar los buenos días a su llegada y antes de irse, mientras era cuestionado sobre si la situación de Barberá empieza a ser insostenible o sobre si había hablado con la ex alcaldesa de Valencia.