Una mujer inglesa de 49 años ha muerto esta madrugada tras ser presuntamente estrangulada por su marido en su domicilio del municipio de Calviá, en Mallorca. Al parecer, el marido, también inglés, llamó al servicio de emergencias y confesó que había matado a su mujer en su casa.