Hora y media de reunión cuyo desenlace ha sido el previsto. Podemos no se mueve de su punto de partida: un NO rotundo a investir Rajoy presidente.