En Barcelona se investiga quienes fueron los autores del robo de cobre que desde ayer mantiene fuera de servicio un tramo de la red de cercanías. Un sabotaje que vuelve a cuestionar la seguridad. El ministro de interior ha explicado que casi la mitad de los robos en toda la red ferroviaria se producen en Cataluña, y allí la cantidad sustraída es diez veces superior al de otras regiones. La seguridad en la red catalana es competenica de los Mossos de Esquadra, que aseguran que cada mes dedican más de 14.000 horas a patrullar por sus vias.