Los papeles de Andorra desvelan que Pujol Ferrusola, movía su dinero y el del resto del clan, algo que alguno de ellos ya había confesado ante un juez. Pero esa comisión rogatoria revela también que Jordi Pujol padre estaba perfectamente al tanto de todo esto en un documento escrito de su puño y letra en el año 2001 informó a este banco, a Andbank, que una cuenta a nombre de su primogenito era en realidad suya. Ese papel echa por tierra eso que dijo el propio Jordi Pujol de que la herencia de su padre pasó a sus hijos sin su intervención. La UDEF tiene constancia de que, en este tiempo, Junior, sacó de Andorra unos 5 millones de euros y que ha estado enviando elevadas cantidades de dinero a las cuentas de sus 6 hermanos en el Principado. La policía tiene nuevas pruebas de que ha tratado de ocultar el patrimonio opaco de la familia a través de un entramado de sociedades.