El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha anunciado que España eleva el nivel de alerta ante un posible atentado del tres al cuatro, lo que supone asumir la existencia de un "riesgo alto" de atentado. Díaz ha explicado que se vigilarán de forma más intensa los "objetivos susceptibles" y las "infraestructuras críticas". Díaz, que se ha reunido con una delegación del PSOE para discutir las novedades, ha asegurado que los ataques de este viernes no se enmarcan dentro de una guerra de religiones. "Es la barbarie contra la civilización", ha resumido.